Buscar

Blog

La música tradicional japonesa

 

Es posible que cuando se intenta pensar en las tradiciones típicas de un país puedas confundirte debido a la cercanía que tiene con otras culturas. Nosotros queremos conozcas una parte importante del arte japonés que te resultará muy llamativo.

La música tradicional japonesa como tal se llama hougaku en el idioma del país, y se diferencia de la música general con el término denominada ongaku.

El inicio de la música tradicional japonesa proviene de las canciones populares y de otras vertientes como el budismo. Con la llegada de esta religión en los siglos VI-VIII y de sus rituales se inculcaron nuevas artes escénicas y musicales e instrumentos. El shoumbo es un canto budista que realizan los monjes en las ceremonias tradicionales. La música que se generará y establecerá la tradición japonesa poseerá rasgos inspirados en estas voces.

La corte japonesa, sus exigencias y su preferencia por determinadas músicas también tendrán importancia debido a su centralización y su poder, por lo que modificó la música hacia nuevas dimensiones en las que se incluiría el teatro.

Uno de los géneros clásicos musicales que surgirá de aquí es el gagaku. Es el arte interpretativo con mayor longevidad en Japón. Este género tiene diferentes vertientes, los más importante incluyen: el kangen, únicamente instrumental y sin voces; y el bugaku, basado en lo instrumental y también acompañado de elegantes danzas muy pausadas.

Por último, la música folclórica japonesa se denomina minyou y está dividida en cuatro categorías, dependiendo de la temática que tratan sus canciones: canciones sobre el trabajo, cantos religiosos, canciones de eventos y festivales, y canciones para niños.